creating a sleep routine • construyendo una rutina del sueño

LÉELO EN ESPAÑOL

I was about 17 years old when I read “The Nausea” by Jean Paul Sartre and who would have thought that I would find useful a phrase from that novel during my motherhood experience!

Those who know me, must have heard me saying it a lot of times. I always say it something like these: “Habits are like nurses, they wash me, dry me, dress me…”  Read the complete quote here.

During Marco’s first 3 months, I was kind of a “hippie”, I didn’t mind about schedules but soon I found myself paying the consequences of not being creating the foundations of a routine.
It was about that time, when I started reading a lot about baby sleep and I found out that at 4 months Marco needed to sleep 2 or 3 naps during the day and not 10 naps of 5 to 10 minutes .
IMG_2265-3Marco in his bassinet
How did I start creating a daytime sleep routine? After learning how many hours of sleep he needed to sleep, I helped him to get to sleep when he had to. Remember, this was three times (3 naps) during the day.
Resources? Everything that could be useful: using the stroller; walking around the house with him in the ergo carrier; rocking him in the bouncer or my legs; white noise… Whatever helped him to get to sleep (and again if he woke up too soon).
IMG_3416Fussy, sleepy baby
So after about a week we had a consistent daytime routine and Marco started to be sleepy around the time I have been helping him to sleep.
Which is the secret? The same that you use anytime you want to create a habit: repetition and consistency.
And this is when Sartre’s quote comes to the scene, because as you will see, once the habit is created, it’s like a nurse that carries you to repeat that action.
IMG_2594Sweet dreams!


ESPAÑOL

Tenía entonces, 17 años. Leía, durante una adormecedora siesta posadeña, “La Náusea” de Jean Paul Sartre.

¡Quién imaginaría que en una frase de aquella novela existencialista encontraría una enseñanza que me serviría para mi experiencia como mamá!

 Aquellos que me conocen, la habrán escuchado hasta el hartazgo. Siempre viene algo así como “Los hábitos con como nodrizas. Me bañan, me visten me peinan…” Pueden leer la frase exacta y mucho más detallada aquí.
Durante los primeros 3 meses de Marco, puedo decir que fui muy “hippie”, no tenía ni una rutina diaria, sobretodo en relación al sueño, pero pronto… me encontré pagando las consecuencias de no estar construyendo dicha rutina.
Fue entonces cuando leí acerca de la cantidad de horas estimadas de sueño que los bebés necesitaban y me enteré que a los 4 meses mi bebé necesitaba dormir 2 o 3 siestas durante el día… No como hasta entonces, 10 siestas de 5 a 10 minutos, sino 2 o 3 siestas de un sueño consistente.
¿Cómo hice para crear una rutina del sueño durante el día? Después de saber cuántas horas de sueño necesitaba, lo ayudé a que se durmiera cuando le tocaba. En este caso, tres veces al día (y más si despertaba luego de dormir muy poquito).
¿Recursos? Todos los necesarios: mecerlo en el coche, caminarlo rapidito en el cargador (en Argentina mis amigas le dicen “mochila”); mecerlo en el bouncer (sillita que se mece para bebés); ruido blanco y mecerlo en mis piernas… Cuando se trataba de ayudarlo a que se duerma, me valí de todo lo que tenía.
IMG_4839A veces cuando no se dormía y ya no sabía qué hacer, salíamos en el coche. El frío ayuda a dormir.
Así después de aproximadamente una semana, Marco empezó a tener sueño en los horarios en los que había estado ayudándolo a que se durmiera durante el día.
¿Cuál es el secreto? El mismo que el de la construcción de cualquier hábito: la repetición y la constancia.
Y es aquí donde toma protagonismo la frase de Sartre porque, una vez que el hábito está instalado, es como una nodriza que te ayuda a repetir aquella acción.
IMG_5662
¡Dulces sueños!

One Reply

  • Es cierto! Con constancia van aprendiendo. Yo con joaquin hacia lo mismo, cerca de la media mañana se dormia una siestita mientras yo aprovechaba para preparar el almuerzo a la siesta un pequeño baño tibio y unas canciones y el pecho eran infaltables y cerca de la noche lo mismo. 
    aunque ahora ya no se q truco ocupar para q duerma rutinariamente. Por las noches a altas horas no hay cuentos, baños ni canciones q lo logren pero cuando ya esta fundido me dice mama cama. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *